Alfonso Parra

La gracia y la deriva

Foto Sin carátula

lo impenetrable

Iba con todas mis fuerzas

corriendo a empujar

a un hombre que está parado,

y una corriente de coches

( que se acercan y se alejan,

que vienen y van …

¿ a dónde ? )

me ha matado la carrera

en el centro de la calle.

Con las manos he querido avanzar,

abrir un cauce

¡ Imposible !

Los brazos se me han caido

de tanto luchar, sangrantes,

en los pies.

Y me he quedado en la tarde

clavado en el alquitrán.

Como un golpe.

Aviso Legal

/ © Alfonso Parra Domínguez